viernes, 22 de junio de 2012

Solo puedo pedir perdón, aun que no te sirva de nada

No soy mas que una firma en un papel en blanco, que una canción que fracasó en la radio.
No soy más que una sonrisa forzada, que un flequillo largo descolocado.
No soy mas que una mancha de amapola en tu ropa, no soy mas que el hilo descocido que deshace tu alma.


Me precipito al vacío, tras arrastrar sus sentimientos más allá de la locura. Más allá de las noches oscuras. Me precipito a una oscuridad segura, sin prisa, humedeciendo allí a mi paso. Dejando que él se exprese, saque su furia...y me la transmita. Quiero sentir todo el dolor que le hago pasar a él. Aun que sea por un efímero segundo, hasta que me disuelva en su tejido, el de su alma. Su alma pura y limpia, esa que yo ensucio. Esa que marchito, seco y hago crujir cuando resbalo sin querer. Sin embargo, él no me olvida, no me deja marchar, no puedo ver una de sus mejores sonrisas tras de mi.

4 comentarios:

Natalia♥ dijo...

Hola, de lo genial que esta tu blog te has ganado a otra seguidora mas!! Mis muaaacks desde http://callameabesos.blogspot.com.es/

Savinetta dijo...

Muchas graciaaas muaaaaks

mmilagros. dijo...

es fantastico lo que escribis; me identifico mucho!!!!! BESOS♥ milaagrosbendaa.blogspot.com

Savinetta dijo...

Muchas graciaas un beso super fuerteee <3<3

Publicar un comentario

Sonrisas...